QUIERO MONTAR UN BOX DE CROSSTRAINING, ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

Muchos son los aspectos claves para iniciar un proyecto, el primero, y que engloba a todos ellos, el plan de negocio. Tu éxito o fracaso, depende en gran parte de él, es un documento que va a recoger tus objetivos, estrategias, estructura o inversión inicial, entre otros.

Elementos tan importantes como la ubicación, aspectos legales, recursos humanos o el plan de marketing, pero hoy, nos centraremos en una parte de la inversión inicial, el material y equipamiento para montar nuestro box de crosstraining.

Diferenciamos entre material, que es el conjunto de elementos que forman nuestros recursos a la hora de organizar la sesión y equipamiento, referido a las máquinas que se utilizan en los boxes de crosstraining.

Entre éstas, se encuentran principalmente, bicicletas ergométricas que son una mezcla de bicicleta estática y elíptica. En ellas se sincronizan los movimientos de brazos y piernas para simular un  movimiento natural, ayudando a trabajar el tren superior e inferior al mismo tiempo. En menor medida hallamos cintas de correr, máquinas que a diferencia de las que se usan en salas de un gimnasio tradicional, no tienen motor y su forma es curva.

Uno de los elementos más utilizados en los boxes son los remos ergométricos que simulan el remado en el mar.  También podemos ver máquinas de esquí ergométricas simulando al esquí nórdico, que han sido de las últimas en incorporarse.

En cuanto al material, empezamos quizás por el mas clave, la jaula-rack, estructura de tubo de hierros que va a ser el eje central del box. Importantísima su ubicación y que cuente con los puestos necesarios para que todos puedan trabajar a la vez. Continuamos con el pavimento técnico. Podemos encontrarlo de diferentes grosores y se usa en la zona de trabajo. A veces es el gran olvidado y debemos recordar la importancia de su elección debido al impacto, tanto físico como ambiental, de la actividad. Los bancos planos de musculación, no son un material imprescindible pero siempre nos van a ayudar en el trabajo de fuerza.

Un elemento a veces conflictivo, el banco GHD, herramienta para la estabilización de la zona media y el fortalecimiento de los músculos isquiotibiales, glúteos y abdominales. Nosotros recomendamos su elección siempre y cuando en el box dispongan de atletas que preparan competiciones. También son utilizados los trineos, utilizados para el arrastre de cargas.

Entramos en los de manual, la barra olímpica, elemento imprescindible. Disponen de rodamientos para un correcto uso en Crosstraining. Se diferencian por sexo, masculino, 20 kilos y 28 mm de grosor y femenino, 15 kilos y 25 mm de grosor. Existen también de aprendizaje que suelen ser de 10 kilos. No debemos olvidar la compra del cierre de seguridad para su bloqueo.

Como no, el disco bumper, otro componente clave. Fabricado en caucho macizo con anillo metálico para barras de 50 mm, de goma maciza y casquillo de acero. Existe una amplia gama, de entrenamiento, normalmente negros y de colores de competición.

Otros materiales básicos, la pesa rusa o kettlebell, utilizada para realizar ejercicios de potencia, fuerza o resistencia. La dumbbell o mancuerna de caucho macizo en forma hexagonal que evita que puedan rodar.

El, a veces doloroso dependiendo de la opción, cajón de pliometría, se fabrica en madera, hierro o recubierto de foam para evitar esos temidos golpes. Normalmente sus medidas son de 50, 60 y 70 centímetros.

El medball o balón medicinal es esférico de cuero con diámetro aproximado de 35 centímetros y cuyo peso varía según el objetivo. Si lo nuestro es batir o trepar la cuerda no puede faltar entre tus elementos.

Por el nivel de los usuarios debemos contar con gomas-elásticos utilizadas para autoayuda o trabajos de movilidad. Disponibles en diferentes grosores.

Las anillas de madera o plástico, serán el complemente ideal para el trabajo de gimnásticos. No te olvides de la combas de velocidad para saltos, un recurso muy utilizado en crosstraining. El abmat ayuda a mantener la espalda neutra mientras se realizan abdominales y también se utilizan para el trabajo de pino. Terminamos con un elemento imprescindible en cualquier instalación, el timer, un reloj-cronómetro para mantener la motivación y controlar los resultados en los entrenamientos.

A la hora de emprender en tu negocio recuerda consultar antes con profesionales, cualquiera puede dar un presupuesto, pero no cualquiera te puede asesorar, dos puntos esenciales:

  1. Adquiere el material y equipamiento necesario dependiendo siempre del número máximo de usuarios por sesión. Esto dependerá evidentemente de los metros cuadrados de tu box, y si buscas la excelencia, calidad antes que cantidad.
  2. No te olvides de la amortización de ese material y equipamiento, en la mayoría de ocasiones, lo barato sale caro.

Francisco J. Robles
Co-Founder y Product Manager Fi2 Sports Consulting

COMPARTIR EN
TwitterFacebookwhatsapplinkedIn