8 consejos para sobrevivir a la Navidad

Nos adentramos en el mes más peligroso del año, DICIEMBRE, el mes de las comidas y cenas de empresa, amigos, familia… y con ello todos los excesos llevados a sus máximas consecuencias en lo referente a la alimentación.

dieta en navidad

Justo ahora que ya habíamos retomado la rutina después del verano, y que seguramente estábamos empezando a ver resultados, nos vemos inmersos en este mes de locura. Para que las Navidades y las fiestas de este mes no nos pasen factura en forma de “kilos extra” y, por ende; el mes de enero no sea “el mes de la penitencia”, os voy a dar una serie de consejos para que sobreviváis a la Navidad disfrutando de vuestros seres queridos y por supuesto también de los manjares de estos días.

1. Deja los excesos sólo para los días puntuales, aplica la regla del porcentaje 80-20

Si te paras a pensar los días festivos son sólo 5, contando diciembre y enero, esto es: la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, la cena de Nochevieja, la comida de Año Nuevo y el día de Reyes. Como ves son sólo 5 comidas de todas las que vas a realizar durante el mes de diciembre y parte de enero. Aprovecha estas comidas para relajarte y despreocuparte.

Es más importante que sigas una alimentación saludable durante todo el mes (igual que haces el resto del año) es lo que llamamos comer saludable durante el 80% del tiempo, y que justo en dichas fechas señaladas (el 20% restante) lo dejemos libre para disfrutar y comer sin pensar en calorías, carbohidratos y grasas.

Pero también sin agobiarnos por hacer todo bien al 100% de forma estricta, porque al final si no sale perfecto nos frustraremos y finalmente tiraremos por la borda todo lo conseguido hasta el momento. Lo importante es no obsesionarse y disfrutar de estos momentos con la familia y los amigos.

2. No te saltes comidas

La idea de no desayunar porque vas a ir a comer a casa de algún familiar es un error muy grande pues esto hará que vayamos con más hambre y apetito ingiriendo así una cantidad más elevada de calorías en tan solo una comida, y esto se traduce en un aumento de peso si lo hacemos de continuo los días señalados.

3. Come de todo, pero con moderación

Es obvio que todos los platos que se preparan en estas fiestas están deliciosos, aunque hay que ser prudentes y controlarnos con las cantidades. Está bien comer un trocito de turrón, pero no media tableta, medio roscón y 6 polvorones.

4. ¡OJO con el alcohol!

Es preferible que tomes agua como bebida principal en las distintas comidas o refrescos sin azúcar, evitando el alcohol porque se empieza por una copa de vino durante las comidas o cenas y terminamos con los licores de postre; por tanto, si quieres tomar algo de alcohol evita el de alta graduación pues contiene un alto contenido en azúcar. Además, elige tomar sólo una bebida: bien la copa de vino, bien la de champagne para brindar… así no mezclarás diferentes bebidas y controlarás más la ingesta de alcohol.

5. Consume frutas, verduras y hortalizas

Nos aportan antioxidantes, pero sobre todo nos interesan porque contienen fibra que nos sacia, por tanto, si las incluimos en los primeros platos su efecto saciante nos ayudará a comer menos.

6. Toma conciencia de lo que comes

Si te sirves en un plato es más fácil que controles la ración que comes; en contra de ir picando de todos los platos que estén en el centro de la mesa, de esta forma irás comiendo sin control y más bien rigiéndote por la famosa “gula”.

kilos de mas en navidad

7. Controla el consumo de dulces

Todos sabemos que en Navidad tenemos tal variedad de dulces que es difícil incluso para los menos golosos decir que no hay algún dulce que les guste, por eso debemos controlar (al igual que con la comida) la ración. Selecciona un par de dulces navideños y no comas más, de esta forma no te sentirás más contigo mismo y habrás saciado tu parte más dulce pudiéndote dar ese pequeño homenaje.

8. No dejes de ir al Gym durante estas fechas

Como ya he dicho antes la Navidad son 5 días puntuales en el calendario y no por ello ya debemos dejar de entrenar durante todo el mes. Si ahora te sientes con más pereza para moverte… el secreto está en ¡no pensarlo! Si llegas de trabajar y te sientas en el sofá ya no te vas a mover en toda la tarde, pero si llegas y te pones tu ropa de entrenamiento sólo tienes que salir de casa y ponerte a entrenar. Justo ahora es cuando más tienes que seguir con la motivación para darlo todo en el gimnasio, tienes que aprovechar todas esas calorías extra para entrenar con más intensidad. Planifícate entrenamientos más cortos y rápidos, pero más intensos, a base de biseries y triseries haciendo así que el entreno sea más dinámico y en media hora ó 45 minutos haber terminado.

En conclusión, las Navidades son unas fechas muy bonitas en las que pasamos más tiempo con nuestros seres queridos, así que no centres todo el disfrute en la comida y el alcohol. Aprovecha para realizar actividades alternativas a quedarse en casa de forma sedentaria, como por ejemplo dar un paseo por tu ciudad y ver las luces navideñas. Ahora tenemos mucha oferta de ocio, ya sea con o sin peques, ¡así que a pasarlo bien!

Sensei Cubas
@sebseicubas
entrenaconluisgarcia@gmail.com
www.senseicubas.com

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Nutrición Celular: la nutrición del futuro

Dieta Inversa – Invertida Post perdida de grasa o Post competición

Reducir el tamaño de las células grasas mediante la nutrición

Mis suplementos quema grasa favoritos

PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness olympia
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma
nutricion