La autofagia como proceso de desintoxicación natural del cuerpo

El comienzo de la autofagia

Cristian Tuve recibió en 1974 el premio Nobel de Medicina por descubrir los lisosomas. Observó que estos orgánulos reciclaban chatarra celular y la reconvertían en nuevas moléculas funcionales.

Sin autofagia, toda esta basura biológica se acumularía, ocasionando enfermedades y envejecimiento prematuro.

Pero fue hace 3 años (2016) cuando se consolidó el descubrimiento de la “autofagia”, galardonado con un premio Nobel de medicina al japonés Yoshinori Ohsumi.

La autofagia es el procedimiento para degradar y reciclar componentes celulares, es decir eliminar, limpiar y regenerar.

Este supuso un nuevo paradigma para comprender cómo la célula recicla su contenido y así ayudar a multitud de enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, el Parkinson, etc…

“Autofagia significa comerse a sí mismo”

Después de este descubrimiento no tardaron en aparecer los ayunos intermitentes, todo enfocado en la autofagia, en el mundo deportivo y concretamente en nuestro colectivo del fitness supuso un gran avance, pues todos sabemos que este deporte conlleva un gran estrés celular, por entrenamientos intensos, largas actividades aeróbicas, mayor cantidad de metabolismos nitrogenados por el uso más elevado de proteína, etc…

Y aunque hayas probado multitud de técnicas de dietas, infusiones, zumos, brebajes y pócimas para desintoxicarte, la autofagia es el método más efectivo demostrado por la comunidad científica.

Algunos de los beneficios de la autofagia

  • Elimina toxinas
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Longevidad, favoreciendo la actividad del ADN y por lo tanto previniendo multitud de enfermedades
  • Favorece trastornos degenerativos como el Alzheimer y el Parkinson
  • Regula la inflamación
  • Previene la diabetes tipo 2

Formas de activar la autofagia

El ejercicio es la forma más común y eficaz de activar la autofagia, pero deben de ser de alta intensidad, como entrenamientos HIIT de alta intensidad, tabatas, o bien en el caso de ejercicios con pesas, utilizar sistemas rest pause o descendentes, ya que la autofagia está estrechamente relacionada con el sistema energético AMPK, y estos sistemas son los que más se benefician en este caso.

El ayuno intermitente es la mejor manera de inducir la autofagia, cuando ayunamos forzamos al cuerpo a auto limpiarse, y empieza a consumir otros componentes como alimento celular, grasa y residuos, dejando inteligentemente a un lado las necesarias y quemando primero las innecesarias, como desperdicios y toxinas persistentes.

Dietas como la cetogénica o dieta híbrida son los sistemas que más beneficios ofrecen sobre la autofagia y la longevidad demostrado por la comunidad médica y científica, y sin la necesidad de estar ayunando.

Hay muchos tipos de ayuno, pero en tal caso lo importante es ayunar más de las comunes 8h de sueño mínimo, esto se puede hacer saltando simplemente el desayuno o posponiéndolo unas horas más tarde, aunque hay muchos que van más allá ayunando 12/12h, 16/8h, o incluso 24h. En el caso de los deportes de fuerza o hipertrofia, donde el catabolismo puede hacernos perder masa muscular, no es aconsejable ayunar más de 12h (siempre que hablemos de atletas naturales), y en el caso de querer hacerlo recomiendo incluir 5g (no más por toma) de aminoácidos esenciales en forma libre cada 3-4h.

La suplementación es otra forma de inducir la autofagia, aunque la hace indirectamente haciéndole creer al cerebro que está en fase de ayuno, incluso de ejercicio. Esto se consigue elevando la vía metabólica ampk, los más comunes son: Café, Te verde, Resveratrol, Acido alfa lipoico, etc..

Y por último, también se puede hacer de forma farmacológica: metformina y ácido acetilsalicílico, aunque en este caso debe estar supervisado por un profesional médico, para evitar complicaciones.

Es importante saber que durante el ayuno se pueden consumir tés, cafés (con muy poca leche 50ml max), caldos, o bebidas naturales sin azucares y baja en calorías.

CONCLUSIÓN FINAL

La autofagia es muy importante para prevenir enfermedades, mantener nuestro organismo sano, eliminar toxinas y ayudar a regenerar nuestra masa muscular.

Es un proceso biológico esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

PD: Hipócrates fue un gran defensor de la alimentación basada en alimentos sanos como frutas y verduras, también fue el primero que relacionó la alimentación con la salud, y dijo que la enfermedad es una consecuencia de factores ambientales, dieta y estilo de vida.

Para terminar, algunas frases célebres de Hipócrates:

“Que tu alimento sea tu medicamento”

“Si se alimenta a una persona enferma, alimentamos la enfermedad, si al enfermo no se le da alimentos, la enfermedad se va”

Raul Carrasco IFBB PRO
www.raul-carrasco.com
Instagram
Facebook

COMPARTIR EN
TwitterFacebookwhatsapplinkedIn