Carlos Moral, Campeón del Mundo 2020

Hoy entrevistamos al culturista miembro del equipo de Etenon Athletes Carlos Moral, reciente Campeón de España Absoluto y Campeón del Mundo.

Carlos Moral Etenon Athletes

ENTREVISTA CARLOS MORAL

¿Actualmente a qué te dedicas?

Soy dueño de una tienda de nutrición deportiva, Barbarian Nutrición, además de ser asesor nutricional y deportivo.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del culturismo? ¿Qué te impulsó a dar el paso?

Fue de casualidad. Medía 1.80 y pesaba 51 kg. Tras muchos intentos infructuosos de ganar peso, acudiendo a médicos incluso, uno de ellos aconsejó que me apuntaran a un gimnasio para ver si así conseguía aumentar de peso. Y así fue, el resto es una larga historia (ríe).

¿Qué te motivó a competir?

No me motivó nada en particular. Fue el propio dueño del primer gimnasio donde me apunté quien me dijo que tenía una estructura buenísima para competir. Yo, con 51 kg, pensé que estaba como una regadera. Me preguntó que si quería competir en el Campeonato Provincial de Jaén en 7 meses y le dije que sí, más que nada porque pensé que se preocuparía de hacerme ganar peso. Como en aquellos años (1995) en Jaén no había mucho culturismo, participamos cinco juniors y tuve la suerte de ser el que menos delgado estaba ganando la competición. Ahí fue cuando me empezó a interesar.

¿Quién ha sido tu mayor inspiración / motivación?

Mi primera motivación e inspiración fue Marcos Chacón. Fue cuando en el año 95, después de ganar el provincial de Jaén, fui a ver como espectador el Campeonato de Andalucía y vi allí a una mole de 103 kg, enorme. La verdad es que me impactó muchísimo y desde entonces se convirtió en uno de mis ídolos. Con 2 años de entrenamiento encima y algún campeonato más, vi competir a José Cano y su estructura, más parecida a la mía, me hizo pensar que yo quería llegar a ser como él, como mínimo.

¿Cuáles son tus objetivos como atleta para el 2021?

En principio no tengo objetivos fijos puesto que, con la problemática actual del Covid, es complicado plantearse algo de forma muy seria. Me gustaría poder competir a finales de año con el carnet profesional de WABBA y hacer algunas otras cosillas compatibles con este.

En competiciones has pasado por momentos difíciles a nivel psicológico, ¿cómo los has superado?

Creo que lo más difícil a nivel psicológico lo pasé en 2008. Venía de ganar la Copa Nacional IFBB, en pesos superpesados en la primera temporada, y me preparaba para hacer el Campeonato de España IFBB. Siempre he competido con la misma mentalidad: pasarlo bien, disfrutar, y lo que venga bueno es. Sin embargo, esa vez tenía mucha gente a mi alrededor diciéndome que tenía que ganar, que venía de ser Campeón de la Copa, que no podían ganarme en el Nacional, etc. Me crearon una presión psicológica que me hizo no disfrutar en absoluto ni del campeonato ni de los meses previos. Tan mal lo pasé que, finalmente, aun ganando el campeonato de España, iba llorando en el taxi camino al aeropuerto de lo mal que lo había pasado. Casi que no estaba ni contento.

¿Cómo te preparas mentalmente para una competición?

No me preparo de ningún modo. Para mi competir, al menos a día de hoy, no supone prácticamente nada distinto de lo que hago en mi día a día durante todo el año. Creo que, a estas alturas de mi vida, si competir me supusiera tanto como para tener que prepararme mentalmente para ello, no estaría compitiendo.

¿Cómo planificas tu temporada de competición? ¿Cómo es tu rutina de entrenamiento?

Como te decía, no suelo planificar nada. Me paso todo el año comiendo sano y entrenando muy pesado. Suelo trabajar sobre todo el Heavy Dutty. Así, me mantengo con un nivel de grasa bastante controlado todo el año. Cuando veo un campeonato que me llama la atención y veo que voy con tiempo, ya que no necesito 3 o 4 meses para estar listo, me lio la manta a la cabeza y allí voy. Los únicos cambios es reducir la ingesta calórica, porque la alimentación suele ser exactamente igual, pero en menor cantidad. Respecto al entrenamiento, pasa del Heavy Dutty a un entrenamiento más controlado en pesos para evitar romperme a última hora.

¿Qué torneo te trae los mejores recuerdos y cuál el peor si es que lo tienes?

Es complicado porque, buenos recuerdos, tengo varios. Hay tres que están casi al mismo nivel. El primero fue el Campeonato de Andalucía IFBB 2007, cuando volvía de estar muy mal por la enfermedad crónica que tengo. Pretendía subir a un escenario por última vez en mi vida y no hacer el ridículo. Gané la competición y, como se puede ver y gracias a lo que sea, no fue la última de mi carrera. Después, en 2017, el Olympia Amateur de San Marino, puesto que se daban las mismas circunstancias. Tras recaer en 2009 con la enfermedad, peor que nunca y pasando mis peores años con ella, conseguí controlarla. Comencé a entrenar con la finalidad de verme bien y acabé compitiendo y ganando en San Marino. El tercero y último fue el Campeonato del Mundo IFBB. En principio no íbamos a participar por temas de licencias, pero al final, gracias a la Federación que nos dio la oportunidad, pudimos acudir. Era mi primer mundial y no tenía expectativas ningunas. Gané mi categoría proclamándome Campeón del Mundo y, al día siguiente, Subcampeón del Mundo en senior superpesados.

Creo que el Campeonato que peores recuerdos me trae, donde más frustrado me he sentido en mi vida, fue en una Copa Hércules en Italia. Había tres jueces italianos y le dieron la victoria por encima mía a un competidor italiano al que había ganado, de largo, en tres ocasiones las semanas anteriores. No soy de decir que me han robado un campeonato, pero en aquella ocasión fue extremadamente bochornoso. La verdad es que no puedo guardar buen recuerdo de aquello.

¿Qué recomendarías a los jóvenes que empiezan a competir?

Que se lo tomen con calma. Que no tengan prisa. Que no se pongan en manos del primero que le venda la moto y le prometa la luna. Por desgracia, a día de hoy, con las redes sociales que tienen todo lo bueno y todo lo malo a la vez, hay una gran cantidad de gurús salidos de la nada que solo quieren conseguir dinero fácil y fama. Todo esto a costa de la salud de cualquiera que pueda reforzar su nombre como preparador.

La base de este deporte es la alimentación correcta, el entrenamiento duro y la paciencia. Sin esas tres cosas, da igual todo lo que hagas pues no triunfarás nunca.

Y otra cosa muy importante. Este deporte es maravilloso, o al menos para mí lo es. Pero la vida, la familia, la salud y los amigos, son aún más valiosos. Hay que aprender a diferenciar ser aplicado con estar obsesionado. Cuidar la salud, las relaciones personales, etc. es algo primordial a la vez que uno practica este deporte.

Además de competir ¿qué otros proyectos tienes a la vista?

Pues ahora mismo no tengo proyectos en mente claros puesto que, con el problema del Covid, creo que no es momento de proyectar nada. Seguir formándome como hago siempre, porque siempre hay cosas que aprender por mucho que sepas. Es algo que seguiré haciendo. Cuando acabe la pesadilla del Covid, es probable que pongamos algunas nuevas ideas en mente.

¿Qué importancia tiene para ti la dieta? ¿En qué medida varía cuando se acerca una competencia?

La dieta es esencial. De nada sirve matarse a entrenar si no te alimentas del modo adecuado y viceversa. Como decía antes, lo único que cambia en mi alimentación de cara a competir es una reducción calórica respecto a lo que ingiero durante el resto del año. Y, claro está, esos pequeños caprichos que te das durante el año cuando te lo pide el cuerpo, desaparecen las semanas previas a la competición.

Entrenamiento, alimentación, competiciones, etc… Todos estos elementos entran en un modo de vida muy particular. ¿Podemos hablar de limitaciones?

Cuando llevaba 3 años entrenando y compitiendo, se me metió en la cabeza que tenía que ponerme fuerte de verdad. Dejé de salir con mi novia por las noches, dejé de divertirme, dejaba de hacer cualquier cosa que estuviera haciendo por comer cada 3 horas sin fallar… mi vida se vio totalmente limitada porque ni siquiera salía con amigos ni nada por no pasarlo mal con la dieta.

Veo a muchísima gente que sigue viviendo así, que sigue dejando de ver amigos, que deja de disfrutar con la familia, que deja de hacer las cosas que le gustan. Creo que se equivocan, como yo me equivoqué cuando era joven.

A día de hoy, mi vida deportista no limita en absoluto mi vida normal. Me he ido a competir a Italia y a pegarme toda una semana de turismo, andando 11 o 12 km diarios. Salgo a comer con los amigos fuera de casa, voy el cine… vaya, hago una vida totalmente normal compita o no compita. Amalia dice que, a día de hoy, si no es por el aspecto físico, no sabe cuándo estoy preparándome para competir o no.

Este ha sido un año complicado a nivel mundial por el Covid 19. ¿Cómo te ha afectado?

Pues nos ha afectado bastante a nivel laboral, como a todo el mundo o la gran mayoría.

A nivel personal dejar de ver familia y amigos es duro.

En cuanto a nivel deportivo, nos dejó sin la primera temporada de 2020 en la cual tuvimos que cortar la preparación. Aun así, nos lanzamos a intentar la segunda temporada y nos salió muy bien. Mucho mejor de lo que cabría esperar. Pero competir con mascarillas es una de las peores experiencias que he podido pasar. De hecho, no volveré a competir hasta que la situación permita hacerlo sin ellas.

¿Pudiste seguir entrenando durante la cuarentena?

Sí, tengo un pequeño gimnasio en el sótano de casa que me permite, al menos, salir del paso durante un tiempo y mantener el estado de forma. Aunque siendo sincero, la motivación estaba más bien por los suelos y acabé entrenando dos o tres días en semana como mucho y comiendo bastante más cosas fuera de dieta de las que normalmente como.

¿Cómo fue la vuelta a la “normalidad”?

Pues muy deseada, supongo que como todos. Vuelta al gimnasio a entrenar como de costumbre y, desde ese momento, todo vuelve a su sitio. Somos animales de costumbres y, cuando nos sacan de nuestra rutina, nos resentimos de un modo u otro. Recuperar esta rutina diaria te hace sentir bien de nuevo.

A nivel de competición, ¿qué cambios has podido presenciar a raíz del coronavirus?

Pues la cantidad de controles a nivel de público, si es que se permitía. Uso de mascarilla en todo momento, que para salir a competir no es precisamente ideal. Una disminución notable de la cantidad de competidores en las competiciones. Vaya, en general, muchas más dificultades de lo habitual. De hecho, este año no hemos salido a hacer competiciones internacionales fuera de España porque no tenía ganas de pasar PCRs, confinamientos de una semana, etc.

¿Te han condicionado las medidas de seguridad que has tenido que adoptar para tu preparación?

En mi caso no, no me han afectado prácticamente nada.

También eres asesor deportivo. ¿Qué opinas de los suplementos?

La suplementación es lo que diferencia a una persona sedentaria de un atleta comprometido. El desgaste físico que sufrimos a diario, necesita de una serie de suplementos que nos ayudan a recuperarnos con mayor facilidad que si no los usáramos, a evitar carencias vitamínicas o minerales, aumentar la ingesta proteica para aquellos que les es más complicado llegar a ciertos volúmenes de alimento y un largo etc.

¿Qué debe de tener un buen asesor?

Paciencia, empatía, buena predisposición para tratar con los demás en cualquier circunstancia, dedicación, decencia, integridad y valorar la salud de los demás por encima de la tuya propia.

En palabras más descriptivas, un buen asesor atiende a sus clientes en el tiempo prometido, cuida su salud por encima de los resultados y no al revés, no promete a sus clientes cosas imposibles, no se dedica a vender sustancias ilegales a sus alumnos, hace un trabajo personalizado con todos y cada uno de sus clientes sin dar prioridades a nadie, porque para todo cliente es igual de importante conseguir sus objetivos, ya sea ser campeón del mundo o bajar esos 10 kg que le crean un complejo.

¿Qué le dirías a los lectores que están pensando en ponerse en manos de un asesor deportivo?

Que no se lancen a lo primero que puedan ver. Que analicen bien el perfil de los asesores que tengan en mente. Si es a nivel competitivo, comprobar que haya tenido buenos resultados con otros clientes y que, además, sus clientes no tienen problemas de salud: tanto los actuales como los que ya no están. Recabar información de sus clientes actuales y anteriores para poder ver en qué porcentaje están o han estado contentos con su trabajo o no.

Comprobar que aúne dos cosas muy importantes: experiencia y formación. Creo que es realmente importante que se den ambas cosas.

¿Es muy caro el practicar este deporte?

Si miramos a otros deportes o hobbies, no creo que este deporte sea caro.

Más bien creo que hay quien se empeña en hacer que este deporte sea caro por tener aceptadas cosas que, probablemente, no sean tan ciertas.

Instagram de Carlos Moral

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Renovación del gimnasio de un hotel de 4 estrellas en Tenerife

Sigue creciendo nuestro equipo de atletas

Oss Fitness refuerza su equipo de prescriptores y asesores

Oss Fitness se refuerza en el sector hotelero de la mano de un partner líder en el mercado

EMPRESA CERTIFICADA nsca
PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma