¿Cómo afecta el ejercicio físico a nuestro cerebro?

Todos conocemos los amplios beneficios que tiene la práctica deportiva en nuestra salud. Es muy frecuente ver en nuestro día a día conocidos que con el paso de una vida sedentaria a una vida más activa han mejorado su salud cardiovascular, parecen más jóvenes e incluso han mejorado su estado de ánimo.

Pero, ¿qué ocurre con las funciones cognitivas? En el artículo de hoy hablaremos de algunas de las ventajas que ha demostrado la ciencia en cuanto a como afecta el ejercicio a nuestro cerebro.

 

Ayuda a mejorar nuestra capacidad de concentración

Al analizar la capacidad de concentración de personas que practican actividad física de forma recurrente respecto a aquellas personas que no lo hacen se observó que aquellas personas que practicaban ejercicio, incluso cuando hacía pocos meses que habían empezado a hacerlo, mejoraban mucho su capacidad de concentración (Colombe, Stanley J., et al 2004).

Mejora nuestra memoria a largo plazo

Numerosos estudios han demostrado que practicar ejercicio antes, durante o después de haber aprendido algo nos ayuda a recordarlo en mayor medida en el futuro.

En esta línea, Labban, J. D., & Etnier, J. L. (2011) investigaron cuál de las tres opciones antes mencionadas (realizar ejercicio antes, durante o después de aprender algo) tenía un mejor efecto de cara a recordar con más facilidad lo aprendido.

Los investigadores encontraron que el grupo que había realizado actividad física antes de intentar memorizar un texto lo recordaba con mayor facilidad que los que habían hecho ejercicio durante o después de intentar memorizarlo.

Neurogénesis

Es un mito muy asentado en la población creer que nuestro cerebro es el único órgano que no está generando nuevas células.

Nada más lejos de la realidad, la neurogénesis (es decir, el proceso por el cual el cerebro crea nuevas neuronas) es un fenómeno que se produce constantemente en nuestro cerebro y que además se ve favorecido por la práctica de ejercicio aeróbico (Nokia, Miriam S., et al. 2016).
Según dicho estudio, las funciones cognitivas que se ven más favorecidas por este proceso son la memoria y el aprendizaje, debido a una estimulación principalmente del hipocampo.

Mejora de nuestra plasticidad cognitiva

En este otro estudio (Masley, S. Roetzheim, R. & Gualtieri, T; 2009) se compararon durante dos meses tres grupos de personas con tres diferentes niveles de intensidad.
La conclusión de dicho estudio fue que existe una relación directa entre la intensidad a la cual realizamos ejercicio y el incremento de nuestra flexibilidad cognitiva.

Ayuda a que nuestro cerebro permanezca más joven

La literatura científica parece indicarnos que realizar ejercicio puede ayudar a los adultos a recuperar incluso hasta un 2% de su volumen cerebral, especialmente en la zona del hipocampo.

Killgore, Olson & Weber (2013) encontraron una estrecha relación entre la cantidad de ejercicio practicada semanalmente y el tamaño del cerebro, especialmente en lo que respecta al hipocampo.

Ayuda a combatir la ansiedad

Existen diferentes neurotransmisores que afectan a nuestro estado de ánimo, entre las cuales podemos destacar la dopamina, las endorfinas o la norepinefrina.

Cuando realizamos cualquier tipo de ejercicio físico estamos promoviendo una mayor liberación de dichas sustancias, lo cual promueve un estado de mayor relajación y puede ayudar a disminuir de forma significativa nuestro nivel de ansiedad y estrés.

Ayuda a combatir estados depresivos

Existe una amplia evidencia que respalda el hecho de que la práctica deportiva ayuda a combatir episodios de depresión, así como otros trastornos mentales.

Todo parece apuntar a que la serotonina es uno de los principales moduladores de la depresión y, teniendo en cuenta que al hacer ejercicio conseguimos una mayor producción de serotonina, parece que es una buena opción de cara a mejorar la sintomatología de una persona que padece esta enfermedad.

Además, este mecanismo ayuda de igual forma a prevenir dicha patología en aquellas personas que realizan deporte incluso a pesar de tener una mayor predisposición a padecerla.

Iván Alonso Molero
Psicólogo especializado en Rendimiento deportivo
CEO de Berserkers
ivalmo@usal.es
Instagram
Youtube

Vector de educación creado por freepik – www.freepik.es

COMPARTIR EN
TwitterFacebookwhatsapplinkedIn