¿Cómo evitar bajas en el gimnasio durante el verano?

Tras el fin del estado de la alarma y la relajación de las restricciones en nuestro sector, es momento para pensar en la recuperación y en un balance positivo en el número de clientes. Llega el verano, el buen clima y las vacaciones, uno de los períodos del año donde los gimnasios notan un importante descenso de usuarios, y que además en esta ocasión, puede incrementarse por las ganas en general de salir y romper con meses de confinamientos y restricciones.

Para evitar esta disminución del número de usuarios que asisten a los centros, y que las personas que continúan asistiendo estén motivadas, proponemos en este artículo algunas opciones para optimizar los servicios de nuestro centro en la época estival:

Entrenamiento al aire libre con barra y discos
Un ejemplo de actividades al aire libre son las que se realizan en clubes como el Real Club Padel de Marbella.

1. Realizar actividades al aire libre

Una opción que cada vez han experimentado más las personas en esta pandemia, y que aporta numerosos beneficios aprovechando el buen tiempo y la amplia disposición de luz solar. Podemos trasladar algunas de las actividades colectivas del centro a espacios abiertos del entorno o del propio centro, si disponemos de ellos. Aprovechemos la primera hora de la mañana, o la última de la tarde/noche para organizar clases colectivas en zonas cercanas como parques, espacios verdes, etc. Será muy interesante colaborar con la administración pública local y solicitar los permisos necesarios que garanticen su desarrollo y seguridad.

Otro beneficio es que podremos dar a conocer nuestra instalación a la gente que pase por esa zona y se interese por la actividad que estamos haciendo. Puede ser un buen momento para conseguir atraer la atención y nuevos contactos a los que podremos dar a conocer nuestra instalación y con los que conseguir nuevos socios.

2. Realizar campañas de promoción interna y externa 

Al contar con un menor número de socios en este período y reducirse el tráfico de nuevos potenciales, podemos aprovechar este momento para llevar a cabo campañas de captación que tengan un mayor impacto dentro de la instalación, como “invita a un amigo o familiar”.

Los usuarios de la instalación podrán aprovechar esta oportunidad para traer a quienes ellos prefieran para conocer el centro, así como las clases y servicios que ofrecemos.

Como promoción externa y tras la reducción de restricciones podemos aprovechar este momento para realizar una campaña de “recuperación de la salud” para la población de nuestro entorno tras estos meses de pandemia, con un alto incremento del sedentarismo y la falta de ejercicio supervisado por profesionales cualificados.

3. Aprovecha para conocer mejor a los clientes de tu instalación 

La menor asistencia de usuarios al centro puede convertir la época de verano en el momento ideal para que todo el staff de la instalación conozca mejor a sus socios; qué necesidades tienen, qué objetivos quieren conseguir, etc, y que los socios también sepan qué personas pueden ayudarles cuando tengan dudas o inquietudes. De esta forma, conseguiremos una mayor fidelización entre nuestros clientes, para que se sientan “como en casa”.

4. Organiza actividades para los más jóvenes 

Otro de los inconvenientes que encuentran los centros deportivos en verano es que una parte de las personas que dejan de acudir a las instalaciones, lo hacen porque en muchas ocasiones, no tienen dónde dejar a sus hijos, ya que no tienen ni clases ni actividades extraescolares. Podemos incluir en el horario del gimnasio actividades a las que puedan asistir padres con sus hijos (family training, dance padres e hijos) o actividades específicas para niños, que permitan a los padres continuar con sus rutinas de entrenamientos mientras los más pequeños se divierten, y también hacen ejercicio.

Podemos valorar también la realización de campus o campamentos en el centro donde los más peques estarán más tiempo en la instalación, permitiendo a sus padres poder ir a trabajar sabiendo que sus hijos están en buenas manos.

5. Crea tarifas especiales para verano

Un segmento de población que determina en gran medida la disminución del número de cuotas en las instalaciones deportivas en verano, son los estudiantes. Una posible solución para atenuar este descenso puede ser la creación de tarifas especiales para los meses de verano, ofreciendo una barrera de salida que minimice el impacto económico que origina esos meses concretos, disponiendo éstos de los mismos privilegios a su vuelta.

6. Cuota de mantenimiento

Esta herramienta de retención, ya existente en un gran número de centros deportivos, permite que los usuarios no se den de baja en verano, sino que por una cantidad más reducida que la tarifa mensual, puedan “congelar” su cuota mensual en los meses que no vayan a acceder a la instalación. Es muy importante que la suma de las cuotas de mantenimiento de los meses de verano sea menor que los gastos de inscripción, para que los socios vean el beneficio económico de no darse de baja.

7. Gamifica tu Centro

Este período del año es propicio a ser más distendido y es por ello que la gamificación es la herramienta ideal para jugar con nuestros clientes. Crea torneos o competiciones para esta época del año y mejora su fidelización. “El reto del verano”, donde los socios puedan conseguir puntos o niveles mediante la consecución de objetivos, retos, accesos, “check-in”, etc. A partir de estos logros podrán obtener premios especiales y exclusivos ya sea a nivel individual o en grupo. Además, puedes anticiparte al inicio del verano y que el “reto” dure más tiempo mejorando la retención de los clientes.

Como complemento a esta cuota podemos ofrecerles un valor añadido como una rutina especial de entrenamiento para verano, un kit de consejos para mantenerse en forma o un recetario de comidas sanas realizado por nuestro nutricionista, por ejemplo.

8. Planificación online del entrenamiento

Gracias a las nuevas tecnologías y la experiencia digital de estos meses pasados, podemos ofrecer como servicio a los clientes que se vayan de vacaciones, una planificación de entrenamiento adaptada a sus necesidades y que puedan realizar en sus lugares de vacaciones. Podemos también complementarla con recomendaciones nutricionales y consejos para mantenerse en forma. Si lo creemos conveniente, se puede ofrecer un extra con planificaciones más específicas o ampliadas, lo que puede suponer un ingreso que quizás no contemplábamos.

9. Recaptación

Al tener menos afluencia de visitas y tránsito por la instalación puede ser un buen momento para retomar acciones pendientes con ex socios y clientes que no hayamos cerrado la venta. Es verdad que todos ellos puede que estén también de vacaciones, pero seguro que no todo el verano, así que podemos aprovechar para hacer alguna acción de recaptación con ofertas atractivas y fomentando que puedan pasarse por el centro para generar más altas.

Esperamos que estas ideas y herramientas os ayuden a pasar un verano más productivo en vuestros centros deportivos y gimnasios. Recuerda que lo más importante es anticiparse, y conocer las necesidades del cliente nos permitirá desarrollar acciones y estrategias que eviten que nos abandonen y entiendan que somos una pieza clave para sus vidas y su estado físico.

Manel Valcarce
Máster en Administración y Dirección del Deporte.
Ldo. Ciencias Actividad Física y el Deporte. Colegiado 8709.
Diplomado en Ciencias Empresariales.
Director Gerente Valgo.

manelv@valgo.es
www.manelvalcarce.com

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Gimnasios al aire libre… ¡excelente alternativa!

Momentos de la verdad con el Cliente

Estrategias para ganar cuota de mercado

10 tips de lo que no debe ser un preparador

EMPRESA CERTIFICADA nsca
PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma