CULTURISMO-FITNESS: cómo empezar a competir

Es una pregunta que aunque parezca sencilla, puede ser muy amplia, ya que para empezar a competir, antes de nada hay que tener en cuenta varios factores. No obstante suele ser una pregunta muy común que suelen hacerme con bastante frecuencia, a la cual  voy a responder y plantear mi punto de vista desde mi propia experiencia.

fran espin preparado a fede guevara
Fran Espín preparando a uno de sus atletas, Fede Guevara

¿Cómo empezar a competir en Culturismo?

Lo primero que hay que tener claro es que el culturismo-fitness de competición aunque aparentemente es un deporte muy físico, el apartado que más debe cuidarse es el mental, ya que realmente cualquier persona que quiera competir, independientemente del físico que tenga (con más musculo o menos, con más años de entrenamiento o apenas ninguno) podrá hacerlo. Nadie le va a decir que no.

Si no se tiene una mentalidad muy centrada en cumplir este tipo de objetivo, nunca se podrá llegar a competir. No todo el mundo tiene la capacidad mental necesaria para dedicarse a un deporte que implica las 24h de tu vida, basado en un plan dietético cuadriculado, un sistema de entrenamiento constante, unos tiempos de descanso acordes a lo que necesita un físico para poder progresar de una forma idónea, y todo esto casi sin parones.

Todo esto es parte de un protocolo que formará parte de tu vida y que además deberás aprender a compaginarlo con el resto de tus obligaciones diarias: tu trabajo o estudios, atender a tu familia o a tus amigos… o hacer cualquier tipo de actividad paralela.

Una vez tenemos claro que queremos competir, lo primero que debemos hacer es contactar con algún  preparador que esté especializado en competidores, ya que no todo el mundo sabe de esto. Busca siempre a alguien que te atienda bien, que revise periódicamente tus progresos y que solucione todas tus dudas. Si tu preparador te falla en alguna de estas 3 cosas, será muy difícil llevar al 100% tu preparación.

Yo recomiendo antes de encarar una preparación específica para competir, intentar primero cumplir algún objetivo algo más sencillo, como puede ser una típica puesta apunto para verano o plantear como objetivo hacer una sesión de fotos. Esto te servirá para probarte y poder deducir si estás completamente preparado para llevar tu preparación al siguiente nivel, el competitivo. Este tipo de objetivos, aunque no lleguen tan al extremo con nuestro físico, de igual modo son preparaciones bastante exigentes y programadas que precisan de una gran actitud y constancia.

Una vez finalizada esa ”pequeña” preparación, si te ves motivado y te has sentido cómodo, trata de seleccionar junto a tu preparador la categoría de culturismo o fitness que mejor se adecúe a tu estructura física, ya que no todos los físicos pueden ser competitivos en cualquier categoría. Éste también es un detalle importante y puede ser determinante a la hora de encarar una preparación.

Ahora solo falta seguir el plan lo más preciso que te marque tu preparador, él es tu guía, pero sin tu máxima implicación y perseverancia será imposible sacar tu 100%. Así que confía en él y en ti mismo, pon el ojo en tu objetivo, sé muy constate y sobre todo disfruta del proceso, porque este deporte a pesar de ser de los deportes más duros y exigentes del mundo, a su vez te enseña un precioso camino lleno de fantásticas experiencias y un aprendizaje infinito. ¡Así que ánimo, disfruta y a por todas!

Fran Espin

Francisco José Espín Méndez
Preparador físico de culturismo y fitness
Instagram
Facebook
www.franciscoespin.com

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

¿Qué es el entrenamiento con Bandas Elásticas?

BENEFICIOS DEL COMBAT

10 tips de lo que no debe ser un preparador

Vuelta a los entrenamientos de fuerza

EMPRESA CERTIFICADA nsca
PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma