DESCUBRE LOS MITOS DE LA PÉRDIDA DE GRASA

La verdad es que ha existido desde siempre una creencia, en la cual se ha comentado mucho que cuando entrenamos eliminamos la grasa por el sudor, de hecho, algunos deportistas utilizan estrategias para sudar más, como suele ser abrigarse más o cosas así para sudar más y así pues “quemar” más grasa, o incluso que la grasa se elimina por la orina, así que si inducimos al cuerpo de algún modo a orinar más de lo normal, esto hará que más cantidad de grasa salga de nuestro cuerpo…pero ¿Cuál es la realidad de todo esto?¿Cuál es la forma real que tiene la grasa de salir de nuestro cuerpo?

A continuación os lo voy a explicar de una forma sencilla para que lo entendáis, sin entrar en demasiados detalles bioquímicos, ya que en realidad el sistema por el cual se elimina la grasa del cuerpo es bastante complejo.

mitos sobre la perdida de grasa

¿Dónde va a parar la grasa que destruimos en el entrenamiento?

El tejido adiposo es la grasa presente en todo nuestro cuerpo, y está distribuida en diferentes zonas, ya que parte de ella recubre nuestros órganos (grasa visceral), ésta por ejemplo no se puede ver ni palpar, en cambio la grasa subcutánea es la grasa que, si podemos observar en nuestro cuerpo, la que nos da un aspecto que no nos gusta cuando la tenemos en exceso, repartida debajo de la piel de todo nuestro físico.

La grasa no solo está en el cuerpo para incomodarnos, sino que tiene múltiples funciones vitales como puede ser:

  • Regulación hormonal de nuestro cuerpo.
  • Almacenamiento de vitaminas y otros nutrientes.
  • Regulación de la temperatura corporal.
  • Protección de los órganos.
  • Reserva de energía.

En realidad, es difícil deshacerse de ella, ya que no es la principal fuente de energía, más bien es nuestra reserva energética, siendo la glucosa nuestra principal fuente, así que se puede decir que sólo se utiliza esa reserva de energía en casos de “emergencia”.

Al proceso de “quema de grasa” se le domina oxidación, éste implica muchos factores y reacciones bioquímicas y metabólicas, tampoco se trata de contabilizar calorías que se ingieren y calorías que se utilizan, sino que se trata de realizar diferentes estrategias donde aceleremos todos estos procesos metabólicos y, por ende, activemos nuestro metabolismo.

La estrategia más común y más recomendable es adaptar una dieta acorde a nuestros requerimientos energéticos totales junto a una rutina de ejercicio adecuado, puesto que ésta es la principal arma metabólica que tenemos para deshacernos de nuestra grasa además de aportarnos múltiples beneficios para nuestra salud. Para este tipo de estrategias recomiendo en todo caso la ayuda de un profesional, para que sean eficaces y sobre todo sostenibles. Tienen que estar supervisadas por alguien especializado en este ámbito, puesto que estamos poniendo en medio de todo esto, no solo nuestro cuerpo y nuestras ganas, sino lo más importante, nuestra salud.

Así que, ¿Cómo sale del cuerpo la grasa ya destruida?

Como he señalado anteriormente, la oxidación de las grasas es un proceso metabólico complejo, pero resumiendo todo este proceso, nosotros al excedernos con nuestra comida hacemos que nuestro cuerpo no pueda utilizarla toda como energía. Por lo tanto, la acumularemos formando moléculas de grasa, específicamente denominadas triglicéridos mayormente y almacenándolas en nuestros adipocitos (células encargadas de almacenar la grasa).

Los triglicéridos están compuestos por 3 átomos:  Oxígeno(O2), Hidrógeno(H) y carbono(C), en consecuencia, cuando se realiza la oxidación de esta grasa, ésta pasa por un proceso de descomposición donde se separan los 3 átomos anteriores para ser eliminados de nuestro cuerpo en forma de Dióxido de carbono (CO2) y Agua (H2O).

El 84% de grasa ya oxidada se elimina mediante los pulmones por nuestra respiración en forma de Dióxido de carbono (CO2) y el 16% se elimina en forma de agua (H20) mediante el sudor y la orina.

Con esta conclusión quiero hacer ver y deshacer los típicos mitos que suelen hacer muchas personas con lo de utilizar ropa de abrigo para sudar más y quemar más grasa, que no es del todo cierta, así mismo debemos partir de la base de que el sudor se utiliza para regular nuestra temperatura corporal y si hace más temperatura lógicamente vamos a sudar más, pero esto no nos va a hacer “quemar” más grasa.

Tampoco debemos seguir estrategias que se ven por ahí que nos indican de qué tipo de alimentos o productos existen para eliminar la grasa por las heces, porque en este caso, la única grasa que se elimina por las heces es la de los propios alimentos y no de la grasa que destruimos.

entrenamiento para perdida de grasa

Por esta razón como hemos visto anteriormente el cuerpo tiene unos sistemas metabólicos complejos para destruir la grasa, y la forma de eliminarla, básicamente es por nuestra respiración y en realidad en muy poca cantidades mediante otras vías…

Fran Espin

Francisco José Espín Méndez
Preparador físico de culturismo y fitness
Instagram
Facebook
www.franciscoespin.com

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

¿Es bueno para los niños entrenar con pesas?

¿Cuál es el mejor aparato para hacer ejercicio en casa?

¿Qué es mejor: ir al gimnasio o entrenar en casa?

10 falsos mitos sobre el ejercicio físico

EMPRESA CERTIFICADA nsca
PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma