Diferencias entre entrenar con Pesas y Máquinas

Todos sabemos que tanto con pesas cómo con máquinas podemos realizar diferentes ejercicios de fuerza. Sin embargo, existe una cantidad de diferencias entre ejercicios con unas y con otras que difícilmente, a veces, son apreciables. En este articulo vamos a analizar las diferencias para poder evaluar, según nuestros objetivos y posibilidades, cual nos conviene a la hora de invertir en la compra de uno de estos materiales, o entrenar en el gimnasio según nuestras prioridades.

 

La primera premisa de la cual se ha de partir, es que no se pueden catalogar ni la una ni la otra de mejor o peor, simple y sencillamente son diferentes. Como todo en el mundo de la preparación y el acondicionamiento físico, ha de responder a la cuestión “depende”; y este “depende”, como antes decíamos, corresponde a tu objetivo y posibilidades.

Entremos en materia diferenciando diferentes Niveles:

 

A nivel Polivalencia

A la hora de analizar la polivalencia de las mismas, tenemos que decir que en el caso de los pesos libres (pesas) son bastante más polivalentes en su uso, pues las podemos usar en cualquier plano de movimiento y, además, ejercitar cualquier parte de nuestro cuerpo si conocemos la técnica necesaria para el ejercicio en cuestión. Sin embargo, si estamos usando una máquina, esta suele ofrecer tan solo la posibilidad de trabajar un movimiento y un grupo muscular en específico (salvando aquellas máquinas que son multifunción y que, aun así, no se pueden comparar a la polivalencia de los pesos libres).

A nivel Ocupación del Espacio

Aquí existe una gran diferencia, y es que las pesas ocupan mucho menos espacio que las maquinas, pues tanto si nos referimos a Mancuernas o Barras, ya sean fijas o desmontables, estas ocupan un volumen mucho menor de espacio que la máquina más pequeña. Además, tiene la opción de poder transportarla o situarla por diferentes lugares en la sala o lugar de entrenamiento, siendo más sencillo usarla en cualquier parte.

A nivel Biomecánico

Este es el nivel más interesante y es que, en el entrenamiento con pesas, los movimientos pueden realizarse en tres dimensiones, es decir, en todos los planos posibles ya sea movilizaciones frontales, laterales, diagonales o verticales … lo cual siempre solicita mayor cantidad de grupos musculares tanto a los encargados del movimiento (músculos sinergistas) como a músculos estabilizadores (músculos fijadores) … Esto hace que el tipo de trabajo sea mucho más completo, que no quiere decir mejor, pues como decíamos al principio, todo depende del objetivo por el cual se realiza el ejercicio y es que, si lo que buscamos es un movimiento analítico sobre una estructura concisa, las ventajas que suelen presentar las máquinas son por lo general mayores pues permiten aislar y concentrar ese grupo muscular en cuestión al máximo.

Los movimientos con máquinas en el plano Biomecánico normalmente están acotados en uno o dos planos de movimiento y no de forma tridimensional cómo las mancuernas.

A nivel Económico

Respecto a la diferencia económica entre unos y otros, las pesas están confeccionadas de un material mucho más simple y el cual requiere menos tiempo, material y tecnología en su fabricación. Por ello, suelen ser más económicas que las máquinas que requieren mayor elaboración, desde estudios físicos y matemáticos a una mayor tecnología en su desarrollo.

Por último, cabe destacar uno de los puntos que quizá es el más importante:

A Nivel Marketing

La primera percepción del ser humano se realiza mediante el sentido de la vista. Por ello, cuando vemos un gimnasio repleto de máquinas con diseños atractivos, acabados de calidad y con la opción de poder ejecutar movimientos cómodos y de forma ergonómica, vende mucho más a nivel de imagen y hace que los clientes queden más impactados y quieran ser socios de la instalación que cuando solo ven simples pesas las cuales, al no conocer la funcionalidad y el uso que les pueden sacar, pasan prácticamente desapercibidas y no les llama ni tan siquiera la atención.

La conclusión que podemos sacar es que, si estás pensando en adquirir pesas y maquinaria, mi consejo es que estudies de forma pormenorizada todas estas cuestiones a la hora de decidir en que invertir, midiendo tus posibilidades de espacio, funcionalidad, económicas y el tipo de público al que quieres llegar.

 

Jose Antonio Ruiz

Entrenador Personal – CEO Malagaentrena

COMPARTIR EN
TwitterFacebookwhatsapplinkedIn