¿Es bueno para los niños entrenar con pesas?

Hoy quiero hablaros de un tema que crea muchas dudas y sobre todo muchísima controversia. Existen falsos mitos sobre el entrenamiento con pesas y los niños, donde de forma generalizada se ha demonizado esta actividad ya que circula por ahí bastante información, o mejor dicho desinformación, al respecto que me gustaría explicar de una forma sencilla y lo más resumida posible, para poder esclarecer esta encrucijada desde mi punto de vista, pero siempre apoyado en la ciencia y los estudios sobre el tema.

deporte y ejercicio con niños

¿Es bueno o es perjudicial que un niño entrene con pesas?

Cuando hablemos en este contexto sobre un niño, lo más lógico sería que cualquier tipo de práctica deportiva debe ser siempre guiada y supervisada por un profesional especializado en la materia, sea la disciplina deportiva que sea, pero más si cabe, los entrenamientos con pesas precisan quizás de una mayor supervisión porque es un deporte que mal ejecutado y planificado puede ser bastante perjudicial. Si se hace bien, no tiene porque dar ningún tipo de problema, es más, los entrenamientos con pesas en niños bien adaptados van a ayudar a mejorar su calidad de vida, evitar futuros problemas cardio-metabólicos y además van a crear un entorno en el cual se les hará más difícil lesionarse a lo largo de su vida.

No debemos tener miedo al mito que dice: ”los niños que entrenan con pesas se quedan bajitos”, ya que esto tampoco es cierto del todo, eso sí, sin llevar el entrenamiento al extremo y realizando repetidas veces los mismos movimientos con cargas, tipo la halterofilia, en estos casos, sería diferente porque estamos “viciando” los tendones, articulaciones, musculatura y masa ósea, pero si se realizan sistemas de entrenamientos variados, adaptados en cargas, intensidades y variabilidades en sistemas de trabajo esto producirá múltiples beneficios para su crecimiento, aumentando la densidad mineral ósea, evitando así futuros problemas de osteoporosis. Esto creará una masa ósea mucho más sólida que la de un niño que no entrene, también conseguirá una mejora de la fuerza, el equilibrio y una gran mejora en la capacidad de coordinación que le ayudará en cualquier faceta de su vida, pero sobre todo le dará una gran ventaja para desarrollar cualquier tipo de deporte anexo a las pesas, convirtiéndose este último en el complemento perfecto para lograr un rendimiento óptimo.

Así que no tengáis miedo a que vuestros hijos se inicien con las pesas ya que no va a repercutir en su crecimiento, eso sí, me reitero, siempre todo muy adaptado a ellos.

Además debo señalar que la tasa de lesión en deportes de fuerza en niños según estadísticas reales es muy pequeña en comparación a otros deportes, y voy a poneros un ejemplo muy claro para que veáis el por qué sucede esto. Vamos a realizar una comparativa de un niño que hace una sentadilla (bien ejecutada y peso moderado) y un niño que va a realizar un placaje de futbol americano, ¿quién creéis en estos 2 casos que tiene mayor riesgo de hacerse daño? Efectivamente, no podemos comparar el riesgo de lesión de los deportes de fuerza con la gran mayoría de los que existen y practican los niños, es un ejemplo claro que no hay que demonizar este tipo de deportes sin haber una base preocupante en ello.

Por eso digo siempre, que a las pesas no hay que tenerles miedo, tan solo respeto, pero no solo por los niños, ya que también un adulto puede hacerse daño. Tan solo se trata de sentido común como en cualquier deporte.

Entonces ¿cuál es la edad idónea para que un niño empiece a entrenar con cargas?

Pues no existe una edad concreta, con 6-7 años un niño podría introducirse poco a poco en este deporte, si el niño está capacitado para ello, pero ¿cómo sabemos si está capacitado? La edad idónea para que este comience a entrenar es aquella en la cuál el niño sea capaz de asumir las directrices que su entrenador le indica, donde él sea capaz de diferenciar dónde está el límite y dónde están los rangos de trabajo idóneos para él, así que en el momento que un niño ha interiorizado las pautas limitantes y es capaz de asociar todos los conceptos y directrices, es el momento en el que está preparado para comenzar a entrenar.

¿Qué ganancias puede obtener un niño en los entrenamientos de fuerza?

En esta etapa de desarrollo de un niño, a nivel de crecimiento muscular, sí va a obtener ganancias, pero no serán demasiado resaltantes debido a su todavía baja secreción de testosterona entre otras hormonas anabólicas, pero los factores más importantes en esta etapa van a ser los neuronales.

Las ganancias de fuerza y coordinación intermuscular e intramuscular, aquí es donde más beneficios se van a ver en cuanto a mejora,  por lo tanto aunque todavía aquí su sistema hormonal no sea demasiado óptimo para obtener demasiadas ganancias de masa muscular, sí va a obtener múltiples beneficios físicos como mentales que van a repercutir de una forma muy positiva en el día a día y el desarrollo general del niño.

¿Cómo debe ser el tipo de entrenamiento para los niños?

Como he mencionado anteriormente el entrenamiento para niños deber ser un tanto peculiar o mejor dicho, muy acondicionado a las circunstancias,  así que este tipo de entrenamiento debe de cumplir de forma obligatoria una serie de requisitos como los que voy a señalar a continuación:

1. Progresividad

El entrenamiento debe ser progresivo, donde en la primera fase de este debe centrarse mayor atención a la adherencia, adecuando al entrenamiento los tendones, articulaciones y sobre todo hacer mucha incidencia en ejecutar bien cada movimiento trabajando muchísimo la biomecánica de estos sin dar demasiada importancia a lo que sería el aumento de cargas, que a posteriori, poco a poco se irá trabajando buscando esa mejora.

2. Regularidad

Para que el entrenamiento sea efectivo y cumpla todas las características de este debe tener una mínima regularidad semanal, con un mínimo de 3h semanales, repartidas en 3-4 sesiones. Esto hará que el niño cree una rutina y encuentre ese estímulo deseado que sin una continuidad será imposible encontrar, ya que si no se hace así será muy complicado conseguir una mejora en cualquier vertiente del entrenamiento, además de poder realizar una progresión adecuada como en cualquier tipo de deporte.

La regularidad creará una adaptación que hará que el entrenamiento cada vez sea más sólido y por consiguiente más seguro.

3. Intensidad

Los entrenamientos aunque sean para niños deben tener y crear un mínimo de estrés en el esfuerzo para que sea efectivo, cuando hablamos de esto no significa que debe entrenar lo que denominamos “pesado” o “intenso” como los adultos entrenan, sino que deben notar un rango de esfuerzo “medio”.

Si tomamos un ejemplo de cómo realizar una serie de algún ejercicio, el niño podrá realizar 10 repeticiones con un peso que llegando a su esfuerzo máximo pudiese hacer 20 repeticiones. Dejando siempre en recámara 6-8 repeticiones antes de llegar a lo que sería encontrar su “fallo muscular” asegurándonos así un mínimo de intensidad para que se den los diferentes estímulos y beneficios que aporta el entrenamiento, pero sin ningún riesgo de posible lesión, dejando siempre entre series unos tiempos de recuperación bastante amplios para asegurarnos que los depósitos de ATP de su cuerpo están totalmente renovados de nuevo para poder realizar siempre series y repeticiones con las mejores sensaciones posibles.

4. Divertido

El tipo de entrenamiento para niños no debe ser monótono, tenemos que intentar que sea muy cambiante y lo más divertido posible, para que el niño dentro del esfuerzo que le va a suponer entrenar lo haga lo más cómodo posible, y este no persista en sus entrenamientos hasta que poco a poco interiorice una rutina a seguir en su día a día.

No olvidemos que los niños a día de hoy debido al cambio de estilos de vida se aburren con mucha facilidad con todo lo que no sea tecnología.

5. Socializador

Unos de los factores más importantes es el de socializar a los niños mediante el deporte, no es conveniente aislarlos en sus entrenamientos, ya que esto hará que el niño no se lo pase igual de bien que si comparte los entrenamientos con diferentes niños, en este aspecto, los entrenamientos grupales serán la mejor opción porque van a ver el entrenamiento como un juego, además de aprender algunos valores como son el compañerismo, la rivalidad y el respeto, valores básicos y fundamentales que cualquier niño debería aprender en la vida, y  que mejor manera que hacerlo mediante el deporte.

6 . Supervisado

Una de las claves del éxito en los entrenamientos de niños es que siempre estén dirigidos, guiados y supervisados por una persona especializada en este campo,  ya que es de vital importancia que en todo momento los niños estén vigilados para que ejecuten sus entrenamientos de una forma segura y efectiva y sobre todo de una forma muy personalizada y periodizada  en cada situación.

Conclusiones

A todo lo anterior solo me faltaría añadir que si los niños son muy pequeños no sería una buena opción enseñarles a trabajar con máquinas de gimnasio, ya que debido al tamaño de estas sería imposible ajustar la biomecánica a los niños. Para estos casos hay mejores opciones y múltiples variantes como pueden ser trabajar con bandas elásticas,  bosus, fitball,  steps, incluso algún trx…, sobre todo realizar ejercicios con su propio peso corporal o añadiendo pequeñas mancuernas o discos.

Por lo tanto…¿entrenamiento de fuerza para niños sí o no?

Por supuesto que sí, pero siempre supervisado, adaptado y realizando un seguimiento muy exhaustivo con estos, ya que los entrenamientos de fuerza si se hacen bien conforme arriba he citado solo van a aportar al niño cosas positivas que no solo van relacionadas con la fuerza,  sino que van a ayudar al niño a ser una persona mucho más ordenada y cargada de unos valores fundamentales que le van a ayudar para poder desarrollarse el resto de su vida.

Fran Espin

Francisco José Espín Méndez
Preparador físico de culturismo y fitness
Instagram
Facebook
www.franciscoespin.com

COMPARTIR ENTwitterFacebookwhatsapplinkedIn

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Los gimnasios vuelven a abrir. ¿Cuál es la forma mas inteligente de volver a tus entrenamientos?

Rutina con fitball para entrenar en casa

¿Aún no utilizas el foam roller? ¿A qué estás esperando?

10 CONSEJOS PARA ENTRENAR INDOOR Y RENDIR OUTDOOR

EMPRESA CERTIFICADA nsca
PRESENTES EN arnold_spain fibo bodyfitness
SITIO OFICIAL DE VENTA masenforma